EL ORO LÍQUIDO DE CAS GASÍ