Fundadora

Maga von Korff, barcelonesa de origen alemán, y su perra de aguas Viz, no se separan nunca, ni siquiera cada mañana, cuando la anfitriona de Cas Gasi da un paseo de 40 minutos al pueblo más cercano, Santa Gertrudis, por una ruta de caminos y bosque. “Es mi sombra, viene de una raza de perros de un solo dueño y me sigue a todas partes sin correa”, confiesa la creadora de este exclusivo alojamiento, ubicado en en un sofisticado entorno que se distingue por su impecable sencillez. Cálida y atenta pero sin ser invasiva, ella, como su compañera hippie de rastas, nunca ha logrado estar quieta, detalle que le ha llevado a convertir su hogar en uno de esos hotelitos que atraen a personajes de renombre de alrededor del mundo, así como del sector del arte, la moda y la literatura.

“Viajo desde pequeña y me he alojado en los hoteles más maravillosos”, nos cuenta. “Los sitios adecuados crean magia”. Después de conocer a su marido Luis Trigueros Juan, natural de Ibiza, navegante y abogado, durante el proyecto de Whitbread Round The World Race 85/86, decidieron que Ibiza sería su centro de operaciones. “Cas Gasi ha sido y es nuestro hogar. Aquí han crecido mis hijos y aquí he plasmado mi estilo de vida. He podido desarrollar todo lo que mis inquietudes me han pedido, desde mi curiosidad por la la agricultura ecológica, la sostenibilidad y el cuidado de nuestro entorno hasta compartir lo que hemos creado con personas de ideas afines”. Y es eso mismo lo que los diferencia de otros, ofrecer un escape del “más y en menos tiempo” a dar importancia a otros valores como son el tiempo, el bienestar y la tranquilidad, en un entorno natural guiado por la intuición y la energía. “Lo nuestro no es un negocio, sino un estilo de vida”, nos dice. “Y lo más importa en esta casa son nuestros huéspedes.”