SANTA GERTRUDIS: UNA UBICACIÓN PRIVILEGIADA